Colexio oficial de arquitectos de Galicia - Delegación Lugo

COAGLUGO

05/10/2010 | Revista de prensa

La Ite sólo exigirá obras en edificios que pongan en riesgo la seguridad

05/10/2010 - Carmen Uz / El Progreso (Lugo)

Los propietarios de edificios con más de 50 años de antigüedad tendrán que someterlos a una inspección técnica (Ite) para comprobar su estado, pero sólo tendrán que realizar las mejoras que indiquen los arquitectos siempre y cuando los fallos detectados pongan en riesgo la seguridad de sus inquilinos o de los viandantes y siempre que los edificios estén siendo usados.

Así lo explicó ayer en el pleno la delegada municipal de urbanismo, María Novo, en respuesta a una petición del PP para que se modificara la ordenanza que regula las inspecciones por la preocupación que está generando su aplicación.

El portavoz popular, Jaime Castiñeira, explicó que no se está dando suficiente información a los vecinos y que éstos desconocen, por ejemplo, si van a tener que acondicionar naves agrícolas o partes de viviendas que no usan. En las cartas que el Concello remite a los propietarios se les informa de que la no realización de la inspección y de las obras que deriven de ésta es motivo de sanción, explicó Castiñeira, y que desde el Concello se está indicando que en algunos casos lo más fácil será declarar en ruina el edificio.

La delegada de urbanismo, sin embargo, acusó al PP y al BNG -que se sumó a la petición popular, pero con una propuesta mucho más concreta, de flexibilizar la aplicación de la norma- de «hablar de oídas». Aseguró que el Concello llegó a un acuerdo con arquitectos y aparejadores para realizar las inspecciones a un precio por debajo del de mercado y que son ellos quienes establecen el plazo para que los propietarios hagan las correcciones necesarias, en función de la urgencia de éstas.

Novo rechazó que se dén sólo dos meses para pedir licencia -aseguró que PP y BNG interpretan mal la ordenanza- sino que el técnico fija el plazo y, si éste finaliza sin que el propietario haya iniciado los pasos para hacer la obra, a partir de ese momento tiene dos meses para hacerlo antes de ser multado.

Aclaró, no obstante, que las obras sólo son necesarias cuando se trata de cuestiones que afectan a la seguridad, aunque en este punto aclaró que seguridad no son sólo aspectos estructurales, sino también instalaciones eléctricas o de gas, por ejemplo.

Mejoras
Con todo, la moción del PP sirvió para aclarar dudas y tomar algún acuerdo -«o PP, unha vez máis, marcou o rumbo do goberno porque vostedes non percibiran a preocupación que hai», dijo Castiñeira-, como el de pedir colaboración a la Xunta (lo pidieron el PSOE y el BNG) y al Gobierno central (a propuesta del PP) para que subvencionen las obras derivadas de las inspecciones.

El acuerdo fue unánime e incluyó otras mejoras, como advertir con un año de antelación a los propietarios que tengan que revisar sus edificios y establecer una línea de subvenciones para la realización de las inspecciones con carácter retroactivo. Fueron propuestas del BNG, aunque la segunda ya estaba prevista por el gobierno local y se presentará en breve, afirmó Novo.

Con todo, los nacionalistas creen que el gobierno va con retraso porque aún está informando ahora a propietarios que tienen que revisar sus casas este año y los populares consideran que la aplicación de la norma es manifiestamente mejorable y debería debatirse y consensuarse.

Las Ites centraron un pleno en el que se reeditaron debates de sesiones anteriores, como el futuro del edificio del hospital Xeral, y en el que el BNG jugó más que nunca a buscar el equilibrio. Coincidió con el PSOE a la hora de criticar la gestión por parte de la Xunta de programa de infraestructuras en el medio rural y con el PP al censurar la gestión económica del gobierno local, pero luego en ambos casos se abstuvo a la hora de votar, lo que motivó una elocuente y coloquial expresión del alcalde, José López Orozco. «¡Eu se vos entenda, que me coma o demo!», dijo.

leer noticia completa